La Comisión Europea propone equiparar el sueldo de trabajadores expatriados y autóctonos

La Comisión Europea (CE) ha propuesto equiparar la remuneración de los trabajadores que se desplazan temporalmente a otro país europeo y la de los autóctonos, para combatir las diferencias salariales y la competencia desleal, informó la titular europea de Empleo, Marianne Thyssen, en declaraciones que recoge Efe.

La medida, que se enmarca en la revisión de la directiva sobre el Desplazamiento de Trabajadores, pretende terminar con las prácticas injustas y crear un marco jurídico “claro, justo y sencillo”, dijo la comisaria en rueda de prensa.

La actual normativa, indicó la comisaria, ya no se ajusta a la realidad del mercado laboral, “y eso hace que una herramienta que pretendía facilitar la prestación de servicios entre países, sea vista por algunos como un instrumento que crea una competencia injusta y un dumping social”.

La propuesta que presentó el Ejecutivo comunitario actualizará la directiva en vigor, de 1996, que únicamente obliga a la empresa a aplicar el salario mínimo (si existe), y las normas en materia de salud y de seguridad.

La CE explica en un comunicado que “con frecuencia, se paga a los trabajadores desplazados menos” que a otros trabajadores autóctonos que realizan el mismo trabajo.

Si sale adelante la propuesta, en adelante “todas las normas de la remuneración que se apliquen con carácter general a los trabajadores locales deberán regir también para los trabajadores desplazados”.

La remuneración no incluirá solo el salario base, sino también otros elementos, como complementos o asignaciones y las normas fijadas por ley y los convenios colectivos pasarán a ser obligatorios para los trabajadores desplazados en todos los sectores económicos.

La propuesta garantizará también que se apliquen las normas nacionales laborales a través de empresas de trabajo temporal cuando agencias establecidas en el extranjero desplacen trabajadores.

La Confederación Europea de Sindicatos (CES) dijo en un comunicado que valora “las intenciones y esfuerzos de la CE”, pero consideró que la solución propuesta “no es satisfactoria”.

El secretario general de la CES, Luca Visentini, criticó que la CE no haya aplazado la publicación de la propuesta para dar más tiempo a consultarla con los interlocutores sociales, y aseguró que con las normas propuestas “muchos trabajadores desplazados nunca conseguirán un mismo salario” que los locales.

Thyssen presentó este martes esta iniciativa y una consulta pública sobre el pilar europeo de derechos sociales, que pretende establecer unos “principios esenciales” para apoyar unos mercados laborales y unos sistemas de protección social “que funcionen correctamente y con justicia” dentro de la zona del euro.

Precisó que aunque ese pilar social está pensado para los países de la moneda única, otros Estados miembros fuera de esa zona podrían sumarse si estuvieran interesados.

El objetivo de la iniciativa es evaluar las normas sociales en la UE para ver si se ajustan a las nuevas tendencias laborales y en la sociedad y recabar puntos de vista y reacciones sobre los principios.

Los resultados de la consulta, que se prolongará hasta el próximo 31 de diciembre, ayudarán a preparar la versión definitiva del pilar europeo de los derechos sociales.

Una vez adoptado, este instrumento aspira a convertirse en un marco de referencia para examinar la situación social y de empleo de los Estados miembros participantes y para impulsar reformas a nivel nacional.

Fuente: expansion.com
http://www.expansion.com/juridico/actualidad-tendencias/2016/03/08/56df1101ca474173138b45dc.html