La Audiencia riojana conmuta a un acusado la pena de cárcel por un tratamiento de desintoxicación

La Audiencia Provincial de La Rioja ha conmutado la pena de cárcel – dos años- a un hombre por una serie de delitos de tenencia y tráfico de drogas, de usurpación del estado civil y de conducción de vehículos sin permiso, por la realización de un tratamiento de desintoxicación.

El fiscal solicitaba una pena de seis años y seis meses de cárcel para una persona acusada de delitos de tenencia y tráfico de drogas, de usurpación del estado civil y de conducción de vehículos sin permiso, tras ser sorprendido conduciendo con cocaína e identificarse como otra persona ya que, en el momento de los hechos, no contaba con el permiso de conducir vigente, por una condena previa.

Hoy lune se ha llegado a un acuerdo entre las partes, por el que se aceptaba 18 meses de prisión y 1.200 euros de multa por el delito de tráfico de drogas, seis meses por el de usurpación del estado civil, y 31 días de trabajo a la comunidad por el de conducción de vehículos sin permiso.

Al acusado se le ha aplicado el atenuante de toxicomanía y se la conmutado la pena de prisión por la obligación de someterse a un tratamiento de desintoxicación.

Los hechos, por los que se le juzgaba se remontan al 10 de noviembre de 2014 cuando el acusado se encontró con un control rutinario policial mientras conducía con su vehículo en Calahorra.

Durante dicho proceso, los agentes vieron al acusado “muy nervioso” y le realizaron un cacheo superficial encontrándose en el interior de sus pantalones cuatro bolsitas de plástico que, una vez analizado resultó ser cocaína (peso neto 11,73 gramos) y que en el mercado ilícito hubiera alcanzado un precio de venta de 1.207,34 euros. La droga incautada estaba destinado al tráfico ilegal.

ENTREGÓ EL DNI DE SU HERMANO

El acusado, durante su detención policial y judicial se identificó como otra persona, en concreto con su hermano, presentado incluso el DNI y “al existir un gran parecido físico entre ambos”, las fuerzas actuantes no se dieron cuenta del engaño.

Días después, el acusado compareció ante la Policía Nacional de Pamplona para poner en conocimiento que se había identificado como tal debido a que el día interceptado por los agentes policiales “estaba incurriendo en una infracción penal ya que había sido condenado en sentencia firme a la pena de 2 años y 20 días de privación del derecho a conducir por un delito de conducción de vehículos a motor bajo los efectos de bebidas alcohólicas”.

Fuente: rioja2.com
http://www.rioja2.com/n-106475-2-cambia-la-carcel-por-un-tratamiento-de-desintoxicacion/