Javier Gómez Garrido, director de Gómez Garrido Abogados concede un reportaje a Diario La Rioja.

Javier Gómez Garrido, director de Gómez Garrido Abogados concede un reportaje para hablar de la expansión de la firma Gómez Garrido.

rioja1

(Pincha en la imagen para acceder a la noticia de Diario La Rioja)

¿Qué define a este despacho de abogados?

GOMEZ GARRIDO ABOGADOS se define por su vocación de servicio, formación y crecimiento. Desde el inicio de nuestra andadura hemos tenido claro que el producto que comercializamos es la prestación de servicios, y por tanto, siempre hemos cuidado que ese servicio sea de la máxima especialización y calidad posible. Para ello, como digo, es necesaria una formación constante, todos los profesionales de la firma están comprometidos con esta premisa y, como no puede ser de otro modo, yo también, de hecho, actualmente me encuentro realizando un doctorado en Derecho. Y por último, el crecimiento, hoy en día los despachos de abogados no podemos obviar que somos también una empresa y, como tal, hay que tener presente la expansión y crecimiento de la firma.

-Gómez Garrido Abogados está íntimamente ligado a una larga trayectoria en La Rioja. ¿Qué representa esta cuestión en la filosofía de su despacho? ¿Por qué es importante esta trayectoria también para sus clientes?

La nuestra es una firma riojana, a pesar de nuestra vocación de servicio nacional e internacional, nunca dejamos de presentarnos como una firma riojana. Nos sorprende, además, el nivel de conocimiento que fuera del país tienen sobre nuestra región, de hecho, se concibe como garantía de calidad. Ser una firma riojana, fundada por un riojano, nos permite conocer nuestro tejido industrial, sus peculiaridades, que las tiene, y sus necesidades. De ahí que hayamos podido adaptar nuestros servicios a estas necesidades.

-¿Cómo se relacionan con el tejido empresarial riojano?

GOMEZ GARRIDO ABOGADOS no solo tiene relación con el tejido empresarial sino con el tejido social de La Rioja, como digo, no solo se trata de prestar servicio y obtener una contraprestación económica, sino que hay que contribuir al desarrollo de tu entorno. Por ello, son diversas las charlas, conferencias…en las que participamos o bien organizamos nosotros mismos para intentar acercarnos al ciudadano, tanto al empresario como al particular. También colaboramos estrechamente con la Universidad de La Rioja, de hecho, yo he intervenido como profesor del Máster de Acceso a la Abogacía que imparte esta Universidad. Y también contamos con un convenio de colaboración con esta institución para recibir alumnos en prácticas y que puedan conocer el funcionamiento diario de un despacho de abogados.

-Acaban de abrir una nueva línea de defensa en favor de los empresarios. Es lo que se conoce como ‘Segunda Oportunidad’. ¿En qué consiste? ¿Por qué es importante para los empresarios?

Efectivamente, somos uno de los primeros despachos a nivel nacional que ha comenzado a prestar este servicio. De hecho, ya hemos tenido los primeros pronunciamientos favorables, sin ir más lejos, en nuestra propia Comunidad, donde un empresario vio exoneradas todas sus deudas. Esta novedad legislativa permite a personas físicas, no solo empresarios sino también particulares, obtener la remisión de determinadas deudas si se cumplen una serie de requisitos. Lo que conlleva que ciudadanos que actualmente se encuentran con una deuda inasumible a sus espaldas, lo cual conlleva de facto resignarlos a la clandestinidad, puedan reintegrarse en el tráfico legal y rehacer sus vidas desde cero.

-La evolución del despacho es constante a lo largo de su historia. Acaban de crear una nueva marca. ¿Qué podría detallarnos de esta nueva iniciativa?

Así es, como decía, el crecimiento es uno de los pilares de nuestra filosofía, yo empecé hace años en una pequeña oficina de 30m2, y desde ahí hemos ido creciendo, incorporando profesionales de contrastada experiencia, hasta convertirnos en una firma de referencia. Una de las áreas de servicio de la firma es la asesoría empresarial, su crecimiento nos ha llevado a la necesidad de individualizarla, de darle autonomía propia, y por ello el pasado año creamos la marca GOMEZ GARRIDO ASESORES, donde englobamos todos esos servicios de asesoría que necesita cualquier empresario: fiscal, contable, laboral…Esta nueva marca, junto con estos servicios que ya se ofrecían, pretende complementarse con GOMEZ GARRIDO ABOGADOS, que seguirá siendo la marca específica para servicios jurídicos estrictamente.

-¿Qué es lo que le define en su trato con los clientes?

Desde el principio la firma ha tenido claro lo que quería ser y hacer, y entre esos objetivos estaba el de tratar de no defraudar a ningún cliente, para ello se hace imprescindible la sinceridad, ser claro con el cliente, decirle la opinión profesional que tienes sobre su asunto aunque no le guste. Desde siempre hemos tenido claro que no podíamos tener como objetivo primordial encajar cualquier servicio al cliente con tal de cobrarle una minuta, porque eso a la larga afecta a la credibilidad de la firma, y también, a la tranquilidad de su titular.

-Presentan también lo que se conoce como ‘Prevención de delitos penales en personas jurídicas’. ¿En qué consiste este servicio jurídico?

Dentro de las áreas de especialización de la firma se encuentra el Derecho Penal, de hecho contamos con una abogada especialista en Derecho penal económico que se encarga de supervisar el servicio. Y, desde hace algún tiempo, venimos explicando a los clientes cómo la nueva legislación exige tener implantado en las empresas un “Legal Compliance”, o lo que se viene en conocer como “Sistema de cumplimiento normativo”. A modo de resumen, se trata de establecer un protocolo de actuación dentro de la empresa  que trate de prevenir o reducir al máximo las posibilidades de comisión de delitos que por su actividad se pudieran llegar a cometer directamente o a través de su personal o colaboradores.

Es una exigencia legal, que poco a poco se va introduciendo en nuestra cultura empresarial, pero que en países de nuestro entorno ya se concibe como algo básico.