El Parlamento y el Consejo Europeos alcanzan un acuerdo sobre el Reglamento y Directiva de Protección de Datos Personales

El Parlamento y el Consejo Europeos han alcanzado un acuerdo para la aprobación de la reforma de la protección de datos en el ámbito de la Unión Europa, puesta en marcha por la Comisión en enero de 2012.

Con la nueva normativa que se apruebe, los ciudadanos dispondrán de un mismo ámbito de protección de sus datos personales en todo el ámbito de la Unión.

La reforma consta de dos instrumentos

El Reglamento Europeo de Protección de Datos

Esta norma unificará y modernizará la normativa europea sobre protección de datos, permitiendo a los ciudadanos un mejor control de sus datos personales y a las empresas, aprovechar al máximo las oportunidades de un mercado único digital, reduciendo la burocracia y beneficiándose de una mayor confianza de los consumidores.

La Directiva Europea de Protección de Datos

Destinada a los ámbitos policiales y de la Justicia, esta norma pretende asegurar que los datos de las víctimas, testigos y sospechosos de la comisión de delitos se encuentren debidamente protegidos en el ámbito de una investigación criminal o de aplicación de la ley. A la vez, esta normativa armonizada facilitará la cooperación transfronteriza de la policía y los fiscales para combatir más eficazmente el crimen y el terrorismo en toda Europa.

Entrada en vigor

La previsión es que los nuevos textos entren en vigor a los dos años de su aprobación.

Finalidad de la reforma

Estas nuevas normas se orientan a fortalecer las normas ya existentes y a dotar a los ciudadanos de más control sobre sus datos personales.

Más en concreto, esta reforma incluye:

Un acceso más fácil a los datos propios

Los ciudadanos tendrán más información sobre cómo son tratados sus datos personales, de una manera clara y comprensible.

Derecho a la portabilidad de los datos

Se hará más sencilla la transferencia de datos personales entre los proveedores de servicios.

Clarificación del alcance del “Derecho al olvido”

Cuando un ciudadano no desee que sus datos no sean tratados y no exista una razón legítima para su conservación, los datos podrán ser eliminados.

Derecho a saber si los datos han sido pirateados

Empresas y organizaciones deberán informar a las autoridades nacionales de supervisión de los ataques a sus bancos de datos a la mayor brevedad para permitir a los usuarios la adopción de las medidas adecuadas.

Efectos de la nueva regulación para la economía

En el ámbito actual de la economía digital, los datos personales han adquirido una enorme relevancia económica, en particular en el área del Big Data. Por ello, se considera que la unificación de la normativa europea sobre protección de datos favorece la creación de nuevas oportunidades de negocio e incentiva la innovación.

Ello se basa en los siguientes principios:

Un continente, una norma

La nueva normativa establecerá un único conjunto de normas aplicable, lo que hará más sencillo y más barato para las empresas hacer negocio en la Unión Europea.

Ventanilla única

Los empresarios solo tendrán que relacionarse con un único supervisor en Europa, lo que se estima representará un ahorro de 2.300 millones de euros al año.

Europa se rige por la normativa europea

Las empresas radicadas fuera de la Unión deberán aplicar las mismas reglas cuando ofrezcan sus servicios en la Unión Europea.

Consideración de los riesgos específicos

Las nuevas normas evitarán pesadas obligaciones genéricas sobre el tratamiento de datos, adaptándolas apropiadamente a sus respectivos factores de riesgo.

Una normativa impulsora de la innovación

Las nueva regulación garantizará que la salvaguarda de la protección de datos se incorpora a los productos y servicios desde sus primeros estadios de desarrollo (Data protection by design). Se fomentarán las técnicas “Privacy-friendly”, como la seudoanonimización, para salvaguardar los beneficios de la innovación en Big Data a la vez que se protege la privacidad.

Beneficios para las empresas

La reforma de la protección de datos estimulará el crecimiento económico mediante la reducción de costes y la reducción de la burocracia para las empresas europeas, especialmente para las pequeñas y medianas. De esta manera les facilitará la entrada en nuevos mercados.

En particular esta menor burocracia se reflejará en:

Eliminación de las notificaciones

Las notificaciones a las autoridades de supervisión son un trámite que supone un coste de 130 millones de euros al años. La reforma las eliminará por completo.

Cada euro importa

En aquellos casos en los que la solicitud de acceso a los datos sea manifiestamente excesiva o infundada, las PYMES podrán aplicar una tarifa por facilitar el acceso a los mismos.

Responsables de protección de datos

Las PYMES estarán exentas de la obligación de disponer de un responsable de protección de datos en aquellos casos en los que el tratamiento de datos no sea su actividad principal.

Evaluación de impacto

Las PYMES no tendrá obligación de llevar a cabo una evaluación de impacto excepto en los casos de que exista un riesgo elevado.

La protección de datos personales en el ámbito de las fuerzas y cuerpos de seguridad

En este ámbito, las mejoras que se derivan de la nueva regulación son las siguientes:

Mejor cooperación entre las fuerzas y cuerpos de seguridad

Con la nueva Directiva, las fuerzas y cuerpos de seguridad de los Estados miembros podrán intercambiar la información necesaria para investigar más eficientemente, mejorando la cooperación en la lucha contra el terrorismo y otras formas de delincuencia en Europa.

La nueva Directiva tiene en cuenta las específicas necesidades de las autoridades judiciales de los diferentes Estados miembros, y está totalmente alineada con la Carta de Derechos Fundamentales.

Mejor protección de los datos de los ciudadanos

Los datos personales de los ciudadanos estarán mejor protegidos cuando sean objeto de tratamiento para cualquier finalidad relacionada con la aplicación de la Ley, incluyendo la prevención del delito.

Todos serán protegidos, con independencia de su condición de víctima, criminal o testigo. La supervisión de estas garantías se garantizará por las autoridades independientes nacionales de protección de datos, y se dotará de un sistema de salvaguarda judicial de las mismas.

La Directiva proporciona normas claras para la transferencia de información a autoridades judiciales de fuera de la Unión, para asegurar que no se vea perjudicado el nivel de protección garantizado a los ciudadanos de la UE.

Próximos pasos

El Parlamento Europeo votará previsiblemente mañana la aprobación de ambas normas, para su entrada en vigor será al cabo de dos años.

La Comisión trabajará coordinadamente con las autoridades estatales de protección de datos para asegurar la aplicación uniforme de las nuevas reglas.

Durante los dos años del período transitorio, la Comisión informará a los ciudadanos sobre sus derechos sobre esta materia y a las empresas de sus obligaciones al respecto.

Fuente:noticiasjurídicas.com

http://noticias.juridicas.com/actualidad/noticias/10732-el-parlamento-y-el-consejo-europeos-alcanzan-un-acuerdo-sobre-el-reglamento-y-la-directiva-de-proteccion-de-datos-personales/