El Juzgado de Primera Instancia núm. 3 de Calahorra da la razón a una familia y rechaza la ejecución hipotecaria que instó el Banco Popular.

El Juzgado ha dictado un importante auto, que ya es firme, acordando el sobreseimiento total de la ejecución instada por la entidad financiera, con imposición de costas a ésta. Esta resolución se basa en la existencia de varias cláusulas abusivas. Entre ellas, la más importante es la referida al vencimiento anticipado del préstamo hipotecario.

En efecto, además de declarara abusivas diferentes cláusulas relativas a intereses y otros conceptos, los más relevante del pronunciamiento ha sido que el Juzgado ha refrendado la doctrina argumentada por este despacho acerca de lo desproporcionado de esta cláusula de vencimiento anticipado, que habilita a las entidades financieras a resolver el contrato al primer impago del cliente. Esto sin duda supone un desequilibrio entre las partes, pues es una facultad únicamente atribuida a una de ellas, así como una desproporción entre el supuesto incumplimiento y la consecuencia del mismo, que es la exigibilidad de toda la deuda y la ejecución de la vivienda. En este caso el banco reclamaba a la familia más de 340.000 euros.

Javier Gómez, director jurídico de GOMEZ GARRIDO ABOGADOS, ha sido el letrado que ha llevado la defensa de esta familia.