Dos acusados de ayudar a una mujer a suicidarse evitan la cárcel aceptando dos años de prisión suspendida

Un médico de la asociación Derecho a Morir Dignamente en Madrid, fundador de la asociación ENCASA Cuidados Paliativos, y una voluntaria de esta asociación, acordaron, con la fiscalía, una pena de 2 años de cárcel y 6 meses de inhabilitación en sus respectivas profesiones, por ayudar a suicidarse a una mujer de Avilés en mayo de 2012. Al no tener antecedentes penales ninguno de los dos, el acuerdo de conformidad conlleva la suspensión de la pena.

Un tercer acusado, hermano de un enfermo terminal que se puso en contacto con los dos primeros para que le proporcionaran los medicamentos adecuados para poner fin a la vida de su hermano, enfermo terminal en Cádiz, aceptó 6 meses de prisión por un delito de cooperación al suicidio en grado de tentativa.

La vista oral estaba señalada para la mañana de ayer en el Juzgado de lo Penal número 1 de Avilés; el acuerdo de conformidad sobre este caso de eutanasia evitó su desarrollo, como suele ser normal después de que los acusados dijeron entenderlo ante la magistrada titular del órgano, Olga Vara.

La Fiscalía inicialmente solicitó para el médico y la voluntaria penas de 6 años y 5 meses de prisión.

La rebaja de las penas a los dos principales acusados se produjo después de que la Fiscalía modificara su calificación inicial en el delito de cooperación al suicidio, rebajándolo de autor a cómplice.

El Ministerio Fiscal también rebajó la pena por el delito contra la salud público que se les atribuía.

De acuerdo con el relato de los hechos realizado por la acusación pública, los dos principales acusados consiguieron Pentobarbital Sódico (anestésico inyectable para intervenciones quirúrgicas en perros y gatos) a través de Internet en México, medicamento que luego distribuían.

La mujer de Avilés fallecida sufría un trastorno de la personalidad con depresión. Fue ella la que se puso en contacto con un miembro de la asociación Derecho a Morir Dignamente en Cataluña, ya fallecido, para que le ayudaran a quitarse la vida.

Esta persona obtuvo el anestésico de los dos principales acusados y se lo suministró a la mujer a cambio de 6.000 euros, en una cita que tuvieron el 17 de mayo de 2012 en Valladolid.

Después de volver a Avilés, la mujer se alojó en un hotel de la Plaza de España, de la ciudad. En la habitación ingirió el Pentobarbital combinado con un zumo, y falleció entre las 19:00 y las 21:00 horas de ese mismo día.

En su organismo se encontró una dosis letal de esa sustancia, 37 mg/l.

La mujer dejó, además, una nota de suicidio.

Durante el registro que se realizó en el domicilio de la persona que le suministró el Pentobarbital Sódico, el 29 de julio de 2012 en Barcelona, se hallaron varios medicamentos, entre ellos el anestésico.

Este hombre falleció el 10 de julio de 2012, por lo que se acordó la extinción de su responsabilidad criminal, precisa el Ministerio Público.

Respecto al tercer acusado, que ha aceptado una pena de seis meses de cárcel, es un hombre que contactó con los otros dos procesados para pedir ayuda para que su hermano, enfermo terminal de Cádiz con metástasis en varios órganos, pudiera quitarse la vida, si bien el paquete con los medicamentos enviado por éstos fue interceptado antes de su llegada a su destino.

Los dos acusados principales se reconocieron autores de un delito de cooperación al suicidio en grado de tentativa de los artículos 143.4, 16 y 62 del Código Penal y de un delito contra la salud pública del 359, y cómplices de un delito de cooperación al suicidio del artículo143.2. EL tercer acusado admitió ser autor de un delito de cooperación al suicidio en grado de tentativa de los artículos 143.4 ,16 y 62 del Código Penal.

Fuente: confilegal.com
http://confilegal.com/20160525-dos-acusados-ayudar-una-mujer-suicidarse-evitan-la-carcel-aceptando-dos-anos-prision-suspendida/